¿Cerrar el MINEDUC? Una propuesta liberal

0
1577

Como Fundador de la fundación Camino al Desarrollo, la idea principal mía y de mi equipo es poder influir de a poco en políticas públicas y demostrar que son los ciudadanos quienes deben decidir en la inmensa mayoría de los aspectos de su vida y dejar al Estado, prácticamente relegado a cumplir con seguridad y justicia.

¿Es posible una educación privada para todos en Chile? Claro que sí, el problema es que hoy depende de los políticos, quienes han monopolizado la educación estatal. Hay muchos recursos involucrados, pero si las personas entienden y toman conciencia pueden despertar para que estos cambios ocurran y presionen a los políticos de turno.

El presupuesto del MINEDUC es de 16 mil millones de dólares y continúa subiendo. Si nosotros cerramos el MINEDUC podríamos con esos recursos entregar a 3.416.405 niños y adolescentes entre 4 y 18 años la suma de $ 340.000 mensual por alumno, por 10 meses, esto equivale al 90% del total de estudiantes. Y que sean los padres con su rol preferente y los incentivos adecuados quienes elijan libremente el colegio donde educar a sus hijos y no sea un burócrata quien decida el futuro de los niños.

Con esto indudablemente mejorará la calidad de la educación, ya que los colegios que no entreguen educación de calidad se quedarán sin alumnos y también se da la libertad de elegir un colegio respecto a los intereses de los padres y sus hijos, ya sea católico, bilingüe, con más horas de deporte, artístico, etc.

Para esto es fundamental liberalizar los programas educativos y dar libertad de enseñanza a los colegios, no podemos tener un mismo currículum para todos los colegios iguales, claramente esto no resulta. Se debe promover la libertad de enseñanza.

Esté claramente chocará con intereses de colectivistas, quienes viven en paros, hace poco algunos realizaron un boicot a la PSU y han secuestrado la educación pública. Ellos mismos destruyeron el Instituto Nacional y el INBA. No les interesa la educación de los niños y jóvenes solo no perder el poder que tienen sobre la educación.

Por supuesto, profesores mediocres no pueden lograr excelencia académica. Y muchas veces son estos mismos profesores quienes a través de su sesgo político han generado jóvenes mediocres, irrespetuosos y con una educación paupérrima.

El deterioro en la educación y su mala calidad repercute directamente en el desarrollo integral de las personas, quienes tienen una educación de calidad aumentan su probabilidad de llegar a la educación superior con una base sólida.

Esto es posible y está financiado sin subir un impuesto, tampoco requiere cambiar la Constitución. Es algo viable en el corto plazo y solo requiere que los políticos asuman que no son capaces de generar educación de calidad y que no tiene ningún sentido seguir estatizando la educación.

La forma de entregar estos $ 340.000 puede ser por medio de un voucher a las familias de cada alumno, deben ser entregados los 10 voucher a principio de año por alumno y que los padres elijan. Les aseguro que no existe mejor Ministro de Educación que padres comprometidos con la educación de sus hijos.

Es hora de cambiar la manera de hacer las cosas si queremos resultados distintos, esto lo podemos replicar en salud, pensiones y tantas otras áreas donde el Estado solo despilfarra los siempre escasos recursos.

Chile plantó los cimientos en el 1975 de una gran revolución liberal, para alcanzar el anhelado desarrollo debemos realizar una segunda revolución liberal y necesariamente implica quitarles poder a los políticos y devolverlo a los ciudadanos.

José Francisco Cuevas V.

Félix Berríos Theoduloz