Encuesta CEP, Un duro golpe a la política Chilena

0
1180

Hoy se conoció la encuesta de estudios públicos CEP y la aprobación que arroja esta medición es dramática, solo un 6% aprobaría la gestión del Presidente Sebastián Piñera, cifra récord en cualquier medición. La aprobación del congreso es de un 3% y de los partidos políticos un 2%, claramente estamos frente a una democracia fallida.

Por supuesto las necesidades de los chilenos son otras y los políticos siguen sin entender nada, pensiones, salud, seguridad, sueldos son las principales preocupaciones pero nuestros políticos y gobierno están dándole prioridad a la reforma Constitucional y el matrimonio homosexual, también el siempre brillante Diputado Marcelo Díaz está preocupado de la ley de los teloneros. Una clara urgencia social para él.

Estamos entonces ante una profunda crisis de nuestra democracia, ya que ni el poder ejecutivo ni el legislativo tienen una aprobación superior al 6%. Por su parte el poder Judicial, tribunales de justicia tienen solo un 8% de aprobación y el Ministerio Público solo 6%. Es decir los tres poderes del Estado son francamente decorativos y no representan a nadie. Es interesante analizar la aprobación de Carabineros, quienes han recibido las principales críticas y han bajado considerablemente, pero aún posee un 17% de aprobación, casi el triple que el presidente de la república y más de 8 veces la aprobación de los partidos políticos, quienes pretenden por medio de ley reformar esta Institución.

Es importante señalar que las Fuerzas Armadas y Carabineros presentan un 17% de aprobación, no es una aprobación alta, pero en el contexto del ataque sistemático de la izquierda, los medios, el Instituto de Derechos Humanos, por nombrar algunos. Son los únicos que algo han hecho para cuidar a los ciudadanos pacíficos, con muchísimas limitaciones.

Ante este catastrófico escenario, es aún más difícil restablecer el Estado de Derecho, el cual ha sido gravemente vulnerado con la complicidad de los 3 poderes del Estado. Esta situación está siendo demasiado cara para la inmensa mayoría de los chilenos, el país económicamente está frenado, la inversión se esfuma, comienzan los despidos masivos, aumentará la pobreza, nuestro país se endeuda aún más y el panorama no es alentador.

Y aquí existe otro riesgo no menor, como la aprobación es tan baja existe la tentación de hacer proyectos de ley para la galería, mal pensados e improvisados. Donde la probabilidad de fracaso es muy alta, ya se perdió la reintegración que favorecía la inversión y por ende el crecimiento económico, ahora se plantea una reforma de pensiones similar a la del gobierno anterior, donde se aumentará un 6 % la tasa a cargo del empleador (impuesto al trabajo) y de este 6% adicional, se expropia un 3% de los sueldos de los trabajadores dependientes para que lo administre un ente estatal. A la expropiación le llaman solidaridad, es algo dantesco.

¿Quiénes capitalizan el caos? En general la izquierda y los populistas, Lavín, Sharp, Bachelet, Osanndón y Sánchez, serían los políticos mejor evaluados y si esto continua no debería sorprenderse que Sharp sea un presidenciable competitivo, Sánchez reaparezca, Ossandón y Lavín seguramente serán las cartas de Chilevamos e incluso podría reaparecer Bachelet. Acá lo único importante es permanecer en el poder.

Ante este escenario y dada la aprobación de los políticos y los tres poderes del Estado, tiene algún sentido o grado de legitimidad ir a un plebiscito para redactar una nueva constitución, me parece que no. Yo creo que están las condiciones ante este descalabro para llamar a elecciones anticipadas (presidenciales y parlamentarias) y una profunda reforma estructural al poder legislativo.

José Francisco Cuevas V.

Fundación CAD