Sin orden, sin paz, No tiene sentido vivir en sociedad

0
1906

Cómo individuos decidimos vivir en sociedad, si estamos dispuestos a renunciar a cierto grado de nuestra libertad, libertad absoluta en nuestro estado natural, siempre que esta sociedad organizada en un gobierno mediante la adhesión de un acuerdo, puede ser una Constitución, preserve de manera efectiva nuestros derechos y libertades, nuestros valores y bienes jurídicos más relevantes. Esto lo definió y explica muy claramente John Locke en su Libro “Tratado de una sociedad civil” en 1690.

Entre los derechos fundamentales que debe defender esta sociedad, están el derecho a la vida, a la propiedad y la libertad. Claramente debe contar con un sistema judicial efectivo y un poder ejecutivo capaz de hacer cumplir la ley y castigar a quien no cumple con ella.

Hace más de 50 días vivimos en nuestro país una escalada de violencia y destrucción sin precedentes, incendios y saqueos. El gobierno no ha sido capaz de mantener la seguridad y el orden, muchos ciudadanos nos encontramos como diría Locke, en un estado de guerra, precisamente en un estado natural donde no existe gobierno y solo aplica la ley del más fuerte, la prepotencia y la violencia.

Acá claramente no aplican los llamados derechos humanos, si un ciudadano ve en peligro su vida o propiedad, ejercerá toda la fuerza necesaria para mantenerse vivo y proteger lo suyo. Quién renuncia a vivir en sociedad y pretende vivir en estado de guerra deberá responsabilizarse por sus actos.

Sí efectivamente estamos viviendo en sociedad organizada, el poder judicial debe castigar a quien por medio de la violencia viola los mínimos estándares para vivir en sociedad.

Claramente nuestro país ha vivido un estado de desorden y caos, el cual ha vulnerado gravemente nuestro derecho y deber de vivir en sociedad. Acá hay quienes cumplen la ley y quienes no, lamentablemente el gobierno no tiene la fuerza suficiente para restablecer la seguridad y el orden. Si esto no ocurre en el corto plazo, no tiene sentido la existencia de un gobierno.

Ahora toda esta violencia sería justificada porque no están de acuerdo algunos con nuestra Constitución, el precio del transporte, los modelos de educación, el acceso a la  vivienda, etc. Entonces se sienten con el derecho de destruir todo, como si fuera el momento vengativo o un Estado de Anarquía.

Con todo, no podemos olvidar que quienes aspiran a una Nueva Constitución no pueden renunciar al orden y a la paz, pues la esencia de la Norma Fundamental es precisamente establecer orden y paz.

Si bien algunos días la violencia y destrucción disminuye, ha quedado profundamente fracturada la propiedad privada, la libertad, el libre tránsito y lo más grave nuestro Estado de Derecho. Lamentablemente, existe ahora un alto riesgo que cualquier inadaptado en vista de sus demandas pueda iniciar un saqueo, incendiar una propiedad o hacer uso de cualquier espacio público.

Hoy 17 de diciembre bloquearon Av. Kennedy y también incendiaron un peaje en Ovalle, esto lamentablemente se ha vuelto una constante en nuestro país. Se debe restablecer de una vez por todas nuestro Estado de Derecho, el simple cumplimiento de las leyes.

Sin orden, sin paz, no tiene sentido vivir en sociedad.

José Francisco Cuevas V.

jose-francisco-cuevas